Cosas que debes saber antes de actualizar a Windows 8.1

portada w 8.1

 

Ya está disponible desde hace un par de días la actualización oficial de Windows 8 para pasar a Windows 8.1. Con esta nueva actualización encontrares múltiples novedades que mejoran la experiencia de uso del ultimo OS de Microsoft, pero hay algunos detalles que deberíamos tener en cuanta antes de actualizar.

La actualización se realiza desde la Store de Windows 8, pero depende de que OS tengamos o si teníamos Windows 8.1 preview de cómo lo habíamos instalamos.

Si partimos de Windows 8 será los más fácil, podemos lanzar al actualización mientras trabajamos y esperar a que nos avise para realizar un varios reinicios que terminaran con el OS actualizado a Windows 8.1.

Si tenemos la versión Preview de Windows 8.1 hay dos posibilidades que dependen de como hubiéramos instalado este OS.

Si lo instalasteis desde la Store teniendo ya Windows 8 en vuestro equipo el proceso será como pasar de Windows 8 a Windows 8.1, se lanza una app de la Store y el sistema se encarga de hacer todo el trabajo.

En cambio, si instalamos Windows 8.1 desde una imagen ISO en disco, también podremos ejecutar la app de la Store para actualizar, pero deberemos adquirir una licencia de Windows 8.1 o comprar un Windows 8.1 completo y usar el disco que acompaña en la caja. Si no, no se podrá activar el OS y habrá que regresar a la versión anterior del sistema.

Una vez sabemos que opción es la nuestra, hay que tener otro detalle en cuenta. Aunque el proceso es realmente sencillo y muy transparente, no deja de ser una instalación (más o menos) de un nuevo OS, lo que implica que habrá cierto trabajo que tendremos que hacer de modo manual.

La parte más tediosa de todo la soporta el software de forma automática, salvado de documentos y restauración en sus ubicaciones, configuraciones de usuarios, personalizaciones del sistema e incluso la instalación de las app de la Store son algunos de los procesos que no tendrán que preocuparnos, pero la instalación de todos los programas de escritorio que nos hubiéramos bajado anterior mente, nos tocara instalarlos de nuevo y de forma manual (en el caso de Windows RT 8.1 esto no pasa).

Por lo tanto recomiendo que os hagáis una pequeña lista del Software que necesitáis en vuestro equipo y que lo tengáis a mano antes de lanzar al actualización, así como realizar el proceso cuando dispongáis de un rato tranquilo para dedicar al PC, nada de dar a actualizar mientras pensamos es salir por la puerta para ir a tomar unas cañas.

Recordar también que la versión Preview caduca en Enero, por lo que antes de esa fecha deberéis estar actualizados o regresar al OS anterior.

Ya solo queda lazarse a actualizar y que nos contéis que cosas os gustan de Windows 8.1.