Surface RT primeras sensaciones

WP_20130214_015_thumb.jpg

Ya os hemos contado lo que Microsoft nos tenía preparado además de algo que ya sabíamos, y alguna que otra opinión. Pero ya que pudimos trastear unos minutillos con Surface RT, vamos a contaros nuestras sensaciones.

Surface RT

La tablet se siente ligera en la mano y de fácil sujeción. Como era de esperar la posición natural de Surface dada por el OS es en horizontal, y en el tiempo que estuvimos con ella en las manos no nos resultó incomode de ninguna manera, ni sujetándola con una mano ni con las dos usando el modo de teclado partido el cual encontramos muy recomendable.

Surface RT

La respuesta táctil es bastante ágil y precisa, aunque algunas pulsaciones nos dio la sensación de que se fueron al limbo. Como se suele decir, La mujer del Cesar no solo tiene que serlo si no parecerlo. Pues con Surfce RT pasa lo mismo, no solo tiene que ser potente, si no también parecerlo, y esto lo logra si conoces un poco Windows RT y sus posibilidades. Para probar a modo rápido, abrimos varias apps incluido Word de Office y usamos la opción de multitarea dejando otra aplicación abierta en un lateral de la pantalla mientras cambiábamos de aplicaciones en la pantalla principal.

No mostro ni una solo tirón y el cambio de apps se mostraba muy rápido, fluido y agradable gráficamente con sus animaciones de cambio de pantalla.

Ya os anunciamos que cuando pongáis las manos encima de una de estas, os costar realizar ciertas tareas si ya os habéis acostumbrado a realizarlas en un PC con Windows 8, porque aun semejantes, no son idénticas.

Touch Cover y Type Cover

El turno de los teclados. Los colores de los Touch Cover están muy logrados y son muy atractivos (aunque claro está, a gustos colores). Pero lo que más sorprende es su tacto, y no me refiero al tacto exterior que da sensación de goma espuma rígida, me refiera al tacto al teclear. La primera sensación es extrañísima, estas tocando unas teclas fijas, que no hacen ruido ni se hunden, además las teclas no son rígidas, son ligeramente esponjosas lo que aumenta más la sensación de extrañeza. Una vez superado el sock, intentamos escribir algo en un documento de Word y nos genera dos impresiones, una es que se escribe más rápido y mejor de lo que pensábamos, y la otra que no sabemos cuándo le hemos dado o no a la tecla, y tenemos que revisar el texto cada poco lo que ralentiza la escritura. Entender bien esto, si sabemos que le hemos dado a la tecla, porque hemos tocado algo, pero genera una sensación de duda sobre si se ha marcado bien la tecla.

Touch Cover y Type Cover Exteriores

Lo mismo ocurre con el touchpad incorporado, que genera una extraña sensación, cada vez que queríamos dar al botón derecho teníamos que mirar la pantalla a ver si aparecía algo por que no sabíamos si lo habíamos pulsado o no.

En general la primera opinión del Touch Cover es muy buena, pero seguro obligara a pasar un pequeño periodo de adaptación a la sensación de escritura para lograr agilidad.

WP_20130214_029WP_20130214_030

El Type Cover por su parte, es menos llamativo, al presentarse en negro escrupuloso y poseer tecla físicas más parecidas a los teclados tradicionales atrae menos miradas. También es menos glamuroso con 2 mm más de grosor para hacer 5 en total y una cobertura que parece fieltro en la parte exterior, pero sin duda es mucho más productivo. Nada más poner las manos encima te pones a escribir con toda comodidad como si te hubiera acompañado toda la vida. El tamaño de las teclas, la pulsación, la posición, todo, todo parece hecho a medida.

Tengo que decir que el Type Cover es de largo mucho más productivo a primera vista, pero también tengo que decir que yo comprare un Touch Cover que farda mucho más.

 

El punto más criticado de Surface es su falta de espacio debido a la gran cantidad de memoria que ocupa el OS. Nosotros comprobamos las propiedades del HD de uno de los modelos de exposición y lo que vimos no fue muy halagüeño. El modelo en cuestión era de 32 GB. El espacio en disco reconocido era de 23 GB, de los cuales estaba ocupados 12GB y dejaban libres solo 11GB. Microsoft ha declarado recientemente que esta falta de espacio viene dada por que el OS también incluye una partición de recuperación, y eso está muy bien, pero el espacio libre que queda en la versión de 32 GB es realmente escaso. Darse cuenta de que la versión de prueba venía con el OS pelado. No se le habían instalado apps ni contenía fotos a videos a gogo.

Otros detalles como el conector de luz que es propio, magnético e independiente de la posición que lo conectes nos gusta, el sistema de anclaje de los teclados es impresionante, se realiza de modo sorprendentemente fácil, y tiene robustez para no soltar involuntariamente los objetos unidos.

En resumen y por lo poco que hemos podido probar Surface RT, creemos que Microsoft ha realizado un muy buen trabajo hasta la fecha, el hardware es bueno y atractivo, y el OS se maneja muy bien. Los gadget que la acompañan son un grandísimo acierto y harán las delicias de más de uno. Y la inclusión de Office RT en el precio es un acierto. Pero aún queda trabajo que hacer, no olvidemos que es su primera tablet propia, hay que mejorar el espacio disponible en disco, y hay que apoyar continuamente a la comunidad de desarrolladores para que inunden la store de apps de calidad, recordar que Surface RT no ejecuta software de W 7 o anteriores, solo trabajara con las apps de la store creadas para él.

Surface RT es una tablet pensada para luchar de tú a tú con lo que hay en el mercado hasta la fecha, y tiene armas de sobra para conseguir la victoria. Aparte de la ayuda que le prestara su hermana Surface PRO dentro del segmento profesional donde si la lógica impera sobre el esnobismo será una autentica avalancha.