• Lun. Oct 18th, 2021

Universo Windows

Todo el conocimiento Windows en un mismo sitio

10 días con Lumia 820, análisis y sensaciones

Porvx2war

Feb 8, 2013

Tras varios días probando el Nokia Lumia 820 como teléfono de uso diario, ya os podemos contar que sensaciones nos ha dejado.

nokia-lumia-820-color-range

Lo primero decir que aún no se si es mejor probar primero el Lumia 920 que el Lumia 820 o viceversa. Lo digo porque tras probar el 920 te queda una sensación agridulce con el 820 que hay que saber apartar.

Durante el análisis iremos haciendo referencias al Lumia 920 por ser su hermano mayor de generación y al Lumia 800 por ser su igual en categoría en WP 7.

El diseño

El equipo es bonito, realmente bonito, no tan llamativo cono el Lumia 920 pero no deja de ser un equipo que atrae miradas. Las esquinas son redondeadas y la pantalla plana, en el lateral derecho cuanta con los botones de cámara, volumen y encendido, en la parte superior está el conector de auriculares y en la parte inferior la toma microUSB dejando el lateral izquierdo limpio.

Kit prueba Lumia 820

El terminal visto de frente es prácticamente todo pantalla aportando la carcasa solo un ápice de color en el perímetro, es por los laterales y su parte trasera donde destaca el color uniforme de las carcasas.

Lo que más nos ha llamado la atención del diseño del Lumia 820 es la increíblemente bien integrada que esta la carcasa. Si no sabes que es un terminal con carcasas intercambiables jamás se te ocurriría intentar abrirlo. Ya desde la primera toma de contacto con el equipo en la presentación de WP 8 en España nos quedamos sorprendidos de la integración conseguida.

Esta capacidad camaleónica no solo le permite cambiar de color cuando quieras si no que dese Nokia también han querido dotar esta característica de practicidad. Para esto existen carcasas que te permiten añadir carga inalámbrica al terminal o carcasas rugerizadas que refuerzan la protección en esquinas y contorno de la pantalla.

Tamaño

El tamaño es posiblemente uno de los puntos fuertes de ese equipo. Y no solo el tamaño, si no la mezcla de dimensiones y diseño de formas. Lumia 820 en caja_2

El equipo se siente muy bien en la mano, trasmite control y seguridad ayudado por sus partes redondeadas. Al igual que el Lumia 800 da la impresión de tener siempre bien sujeto el equipo y eso que es considerablemente más grande en términos absolutos. En esta faceta gana claramente al su hermano mayor el 920 que no consigue trasmitir la misma sensación.

Al tener el teléfono en la mano notamos control, pero le falta algo, y es sensación de robustez. Con esto no quiero decir que el equipo no sea compacto, porque una vez más comprobamos que era resistente de modo involuntario, si no que aquí es donde decimos que se ve penalizado al probarlo después del Lumia 920. El Lumia 820 es un equipo duro y bien montado, quitar las carcasas no es tare fácil, pero no llega a los niéveles del 920 o del 800 en sensaciones. De todos modos sí que supera a otros equipos como iPhone 5 o Galaxy S III.

Hay un detalle pequeño pero muy molesto a nuestro modo de ver que quizás fuera por la carcasas, la unidad de análisis venía con una carcasa blanca brillo que cambiamos por otra blanca mate con carga inalámbrica nada más sacarlo de la caja. Al posar el teléfono en una mesa, queda apoyado principalmente por una casi invisible protuberancia de la carcasa en su parte central, por lo que en cuanto quieres tocar la pantalla para algo empieza a girar como una peonza. Es un detalle tonto, pero a nuestro modo de ver molesto.

Cuando quitamos la carcasa encontramos la batería extraíble (esto puede suponer una ventaja para muchos), la ranura de la MicroSim y la ranura de expansión de memoria con capacidad de hasta 64GB. Aunque abogamos por el uso del almacenamiento en nube y comprendemos que el uso de tarjetas de almacenamiento externo pueden suponer un punto negativo a la seguridad, creemos que la disponibilidad de ranura de expansión es un acierto y un punto a favor sobre el Lumia 920.

Pantalla

Al igual que en el Lumia 920 la pantalla en uno de los puntos fuertes de este terminal. La pantalla OLED WVGA (800×480) de 4,3” ClearBlack es de cristal plano y cuenta con la tecnología supersensitive Touch que permite su uso con guantes y otros objetos. En este caso no cuenta con Puremotion HD+, y su resolución es menor que la del 920, pero la claridad de imagen lograda es sensacional. Lo que más sorprende y mucho es su capacidad para adaptar la luminosidad en condiciones de mucha luz en exteriores consiguiendo una visión ultra clara de los contenidos mostrados en pantalla.

Al ir caminando por la calle y pasar de una zona de sombra a otra zona de sol, podemos notar perfectamente como adapta la pantalla a las condiciones. Al entrar en zona de luz solar directa, la pantalla aumenta la luminosidad, el contraste y cambia la tonalidad permitiendo ver el contenido con toda claridad. Al regresar a la zona de sombra recupera la condición de luz normal. El cambio tiene un pequeño lapso de tiempo de un segundo aproximadamente, y los colores se desvirtúan al ponerse en modo de luz solar pero consigue de largo su finalidad de ver los contenidos de pantalla y sinceramente creo que esto es algo que todos los teléfonos deberían tener.

Fotografía y video

El Lumia 820 cuenta con una cámara principal de 8 MP con óptica Carl Zeiss y doble flash LED y con una cámara frontal capaz de grabar video Full HD a 1080p a 30 fps.

Foto Lumia 820

La cámara frontal cumple con su trabajo sin alardes, buenas fotos y alta calidad de video para videollamadas. En cuanto a su cámara principal hay que decir que realiza unas muy buenas fotografías. En condiciones normales de luminosidad los resultados son casi idénticos a los obtenidos por su hermano mayor el Lumia 920, igualándole tanto en calidad como en rapidez para enfocar y disparar. Donde sí se nota y mucho la falta de la tecnología PureView es a la hora de hacer fotografías con baja luminosidad, la calidad de las fotos baja considerablemente. Comparadas con la media de terminales del mercado sus resultados son bastante buenos, pero es que después de probar el 920 con PureView V2 cualquier otra cámara en condiciones de baja luminosidad parece antigua.

También nos hemos fijado en tres detalles que quizás no sean muy importantes pero que están ahí, el primero es positivo, y es que por su diseño y posición de la cámara principal la lente tiende a mancharse mucho menos que la del Lumia 920 y no tenemos que limpiarla cada vez que queremos hacer una foto para evitar problemas con el enfoque. Los otro dos no son tan buenos, uno es que el tiempo de enfoque es algo mayor del deseado y el otro es que no consigue enfocar bien los objetos que estén demasiado cerca, y esto último es algo que nos confunde, porque si ponemos el modo video, sí que enfoca a cortas distancias, pero en fotografía no lo hace bien. Estos dos puntos son compartidos con el Lumia 920.

En cuanto a la grabación de video sí que tenemos que decir que nos ha encantado, aun sin el sistema PureView de estabilización, el resultado es muy bueno, tanto en enfoque como en movimiento, calidad, luz, colorido y audio, otro de los puntos fuertes de este equipo. Un consejo, para grabar en Full HD, es recomendable por no decir casi obligatorio contar con una tarjeta de expansión de memoria si no queréis quedaros sin espacio de almacenamiento.

Os dejo un video garbado en una discoteca con el Lumia 820 a 1080P

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sBEYKTOQ9fI&w=574&h=322&hd=1]

Conexión de datos y comunicaciones

Hoy en día con el uso que hacemos de terminales del tipo del Lumia 820, es casi más importante la calidad de sus conexiones de datos que la función base de un teléfono, llamar. Por lo que este es un punto al que hay que darle cierta importancia.

En relación a la velocidad de conexión con WiFi decir que las sensaciones han sido las esperadas, entre buenas y muy buenas. La velocidad de descarga y navegación o la respuesta en videollamadas es alta y la incidencia de la conexión WiFI en la batería no es excesiva.

En cuanto a la conexión de datos móviles no cuenta con LTE o 4G (tampoco preocupa mucho en España) y en lo referente a 2G y 3G, como ya sabéis se depende más de que operador uses, donde estés y en qué momento que de las capacidades reales del equipo. Aun así, usándolo en zonas habituales y con el mismo operador de siempre, el resultado podemos decir que ha sido el normal, sin notar diferencias a favor ni en contra de otros terminales de gama parecida.

A nivel de navegación si hemos notado mejoría al abrir y presentar ciertas webs en pantalla, aunque es casi seguro que tenga más culpa el nuevo IE 10 que el propio hardware en sí.

Llamadas

Parece que lo menos importante en los Smatphones modernos es llamar. Y digo parece, porque cuando tienes que usar de verdad un teléfono es cuando empiezas a darle importancia la calidad de las llamadas y la nitidez que estas te ofrecen tanto para ti como para el otro interlocutor.

La recepción de audio es buena, bastante clara incuso en entornos con mucho ruido de fondo. El Lumia 820 quizás no alcance la claridad de audio del 920, pero tampoco tiene ese tono metálico que encontramos en el 920.

En cuanto al envió de audio comentar lo siguiente. Todos nuestros lectores ya sabrán que las peores condiciones que te puedes encontrar para hablar por teléfono son las de mucho viento. Bien, pues tuve la oportunidad de probar el 820 en estas condiciones y hay que decir que se defendió muy bien. Mientras mantengas el teléfono pegado a la cara la persona que este al otro lado del teléfono te escuchara con notable claridad cosa que con otros teléfonos no hemos conseguido. Evidentemente no intentes sujetarlo con el hombro, porque en cuanto se separe de la cara solo obtendrás ruido.

El Sonido

En este apartado os hablaremos de lo que es el sonido del altavoz principal y de la reproducción con auriculares.

Se nota que han mejorado este aspecto con relación a la primera generación de Nokia Lumia, Y que se ha realizado un esfuerzo tanto en hardware mejorando los altavoces y su posición, como en software incluyendo varias opciones de audio como el ecualizador, pero por desgracia tanto el 820 como el 920 nos han defraudado en este apartado. De todos modos el 820 es algo mejor que el 920 en este apartado, posiblemente por su diseño y materiales usados.

El volumen de llamada ha aumentado con respecto a los primeros Lumia, pero sigue siendo escaso, muy escaso, en lugares ruidosos y no tan ruidosos es casi seguro que no te enteraras de las llamadas. Vale, está el modo vibración, pero en el bolso de una mujer no creo que valga de mucho.

En la reproducción de música y video, el sonido es simplemente correcto, se escucha bien y con claridad, pero no trasmite nada más, y otra vez, el volumen resulta escaso. Lo mismo que le ocurre a la reproducción con auriculares, solo que a esto hay que sumarle que los auriculares no aportan mucho a conjunto. Lo que si son es muy ergonómicos y bastante originales.

No me malinterpretéis, el sonido no es malo, es más, incluso podíamos decir que está rozando lo bueno, pero no está a la altura del resto del terminal.

NFC

Al igual que ya lo comentamos en el análisis del Lumia 920, este es uno de los aspectos que más gratamente nos han sorprendido del Lumia 820.

Ya hace tiempo que en Universo Windows somos defensores de la tecnología NFC y después de ver lo magníficamente que la han implementado los chicos de Nokia lo somos aún más.

jbl-powerup_smll

El NFC permite interactuar al teléfono con otros dispositivos, teléfonos, manos libres, altavoces, auriculares, etc con un solo toque. La primera vez que emparejes un dispositivo a tu terminal, tendrás que autorizarlo e identificarlo igual que haces con el Bluetooth y luego ya solo tendrás que dar un toque entre los dispositivos para que sepan que hacer.

Con esto logramos hacer cosas como por ejemplo. Con el Nokia Lumia 820 y el altavoz JBL PowerUP. Al llegar cogemos el teléfono y damos un pequeño toque sobre el altavoz entonces los dispositivos se reconocen y el JBL empieza a emitir la música del teléfono. Como el teléfono sigue con nosotros (no hay que dejarlo en una base como le ocurre a otros teléfonos), podemos elegir la música que queremos en ese momento mientras vamos a posar las llaves o a la nevera a picotear algo.

Este es solo un ejemplo del uso de NFC, pero está claro que con el tiempo esta tecnología estará más presente en nuestro día a día.

Batería

Y llegamos al talón de Aquiles de los smatphones. El 820 cuanta con una batería de 1.650 mAh que dicho así como fría cifra, pues nos puede dar una idea de que no está mal.

Lumia 820 desmontado

El tema de las baterías al igual que otros datos que gusta mucho de darlos e manera fría, son relativos, y se ven afectados por muchas cosas que pueden hacer que esas cifra se convierta en buena o mala.

En el caso del 820, aunque sobre el papel podamos pensar que su batería es escasa, en la práctica vemos que no es escasa para nada. Ha soportado día y medio de uso frecuente y con las configuraciones de máximo consumo. Más de 10 cuentas de correo sincronizadas cada 30 minutos, cuenta de Xbox Live sincronizada, brillo automático de pantalla con frecuente uso al sol, WiFi activada, Bluetooth activado, NFC activado, datos en 3G continuos, varias apps en segundo plano, etc.

Además de poder presumir de una buena autonomía, el 820 cuenta con batería extraíble, lo que permite llevar más de una en casos puntuales y además también podemos dotarlo de carga inalámbrica mediante carcasas adaptables.

Nuestra unidad de pruebas venia acompañada de una carcasa con carga inalámbrica que al usar el estándar Qi nos da la opción de encontrar algún lugar donde posar nuestro teléfono y cargarlo.

Carcasas Lumia 820

Por desgracia aún no está muy instaurada aun. A nivel de terminales ya van apareciendo más, ya sea de modo integrado como el Lumia 920 o con accesorios como el Lumia 820, el Galaxy u otros modelos, y a nivel de zonas de carga, en algunos países como Inglaterra o Rusia cadenas hoteleras van adaptando sus instalaciones para ofrecer esta opción a sus clientes. Esperemos que se convierta en algo cotidiano y podamos así paliar un poco la falta de autonomía de los modernos Smartphones. Nokia por su parte ya ha puesto la primera piedra.

En resumen

EL lumia 820 no es el Lumia que más focos está atrayendo, pero nos parece la mejor opción dentro de la gama Nokia Lumia con WP 8. La relación calidad precio es la mejor, claro que si tu bolsillo te lo permite y no te importa el tamaño te recomendamos el 920, pero en caso contrario el 820 es un terminal con un buen diseño, un tamaño muy acertado y unas prestaciones de primer orden.

Puntos a favor:

  • El tamaño. Ideal para cualquier bolsillo y tamaño de mano
  • Las carcasas. Perfectamente ajustadas al terminal y te permiten dotar al equipo de nuevas funcionalidades así como cambiar de color cuando quieras
  • La batería. Autonomía mejor de lo esperado y con posibilidad de intercambiarla más la carga inalámbrica.
  • La pantalla. Su visibilidad en condiciones de mucha luz es envidiable

Puntos en contra:

  • El sonido. Mejorable en calidad y volumen
  • La cámara. Algo escasa en condiciones de poca luz, enfoque algo lento y mal enfoque en distancias muy cortas.

Si nos preguntamos si el Lumia 820 vale los 499€ que cuesta el equipo, hay que decir que si, o al menos desde nuestro punto de vista y experiencia. Como comentamos es seguramente uno de los terminales que más ajustado tenga su precio y las personas que opten por este terminal no se sentirán defraudados con toda seguridad.

 

Enlace a la web oficial de Nokia con la Ficha técnica del Lumia 820.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *