10 días con Nokia Lumia 930, análisis y sensaciones

Lumia-930-feat

Tras un periodo de cierta calma sin la aparición de nuevos terminales de la familia Lumia, hemos tenido en nuestras manos el Lumia 930, un equipo que nada más verlo en su presentación para España en Madrid nos enamoró por su diseño y su colorido (el naranja es nuestra debilidad) y nos frustro por su precio recomendado de 599€ de salida. Ahora ya se puede obtener por 459€ como se ve en la página oficial. Con esto no estamos diciendo que no lo valga, si no que seamos realistas, no todos los bolsillos se pueden permitir 600€ en un teléfono que eso si en el caso de estos Lumia puede durar más de 2 años sin que te sientas anticuado, funcionando a las mil maravillas y actualizados.

Este declarado amor a primera vista no ha sido el mejor aliado del Lumia 930 a la hora de hacer una análisis frio del mismo, pero no porque el terminal defraude que no lo hace en casi nada, sino porque su silueta y su diseño crean tal nivel de Hype por si mismos que obliga a ofrecer una experiencia muy elevada si no se quiere crear un desequilibrio entre las expectativas y el resultado final. A sí que vamos ver cuál ha sido el resultado final para nosotros.

lumia 930_02

El Diseño

Como decimos en la introducción, es uno de los teléfonos más bonitos que hemos visto, muy pocos terminales consiguen despertar esa sensación de admiración nada más verlos que nos ha despertado el Lumia 930. Junto con el iPhone 4 que es una maravilla de diseño (lástima que no se puede disfrutar por tener que taparlo con una horrible-funda) y el Nokia 808 del que han heredado su imagen los Lumia 800 y 900 y que nos dejó con la boca abierta cuando se presentó en ese blanco inmaculado, este Lumia 930 completa un trio de diseños superlativos a nuestros ojos.

Está claro que el diseño nos apasiona, pero no debemos olvidar que el diseño ha de mantener una perfecta simbiosis con la funcionalidad evitando caer en la tentación que como decimos cayo Apple con el iPhone 4 donde el diseño opaco la funcionalidad y al final las fundas de 3€ terminaron opacando un grandísimo diseño.

En el Lumia 930 este equilibrio se ha logrado en cotas elevadísimas, con su combinación de colores, materiales y formas que confieren un terminal muy práctico, resistente, y llamativo.

Lo primero que llama la atención de este equipo es su colorido, ese naranja fluor no pasa desapercibido para nadie (incluidas las autoridades que velan por nuestra seguridad al volante), un naranja que se ha usado para su presentación y del cual no quedamos prendidos, pero no nos pongamos nerviosos, si no nos gusta el naranja o somos más discretos el equipo se ofrece en verde, blanco y negro.

lumia 930_03

Quizás alguno piense que ese colorido puede llegar a cansar, pero curiosamente el usurario no ve el cloro del equipo a menos que le dé la vuelta, su diseño hace que la carcasa metálica no permite ver el color de la tapa trasera de policarbonato.

Mirando de frente al equipo solo se aprecian dos materiales muy fríos y oscuros, cristal negro (apagado) y metal gris, los micrófonos y auriculares obtienen sus visa de entrada y salida por medio de unos cortes en el cristal con las formas y tamaños apropiados. Y todo este cristal prominente es protegido y sostenido por un cuerpo mono bloque de aluminio al estilo del Lumia 925 pero con unas formas mucho más rectas y planas. En este caso la perfilaría metálica que recorre todo el perímetro del terminal se presenta con líneas rectas y perfil plano, cediendo solo a las líneas curvas en las cuatro esquinas para una mejor ergonomía.

En las vistas de perfil el que manda es el cuerpo de aluminio que como decimos protege todo el teléfono y sostiene el frontal y la parte trasera. En la parte izquierda del equipo vemos perfilaría lisa, sin ningún elemento que la interrumpa. Por el lado derecho encontramos los botones de volumen, encendido/apagado y cámara, todos ellos metálicos en este caso. Es de agradecer que las gamas altas mantengan un botón físico de cámara y más en terminales PureView que van a tener que realizar fotos con bastante frecuencia.

lumia 930_04lumia 930_05

En su parte inferior se encuentran grabados en el metal diferentes sellos y distintivos de calidad e identificación y el conector Micro USB estándar ya en los SmartPhones mientras en la parte superior tenemos la entrada miniJack y la ranura para la Nano-SIM que en esta ocasión externa sistema de introducción, un sistema que no requiere de llave-pincho y se puede sacar con la mano pero que ofrece la suficiente resistencia como para no salirse involuntariamente. Tras repasar los tres lados ya os habréis dado cuenta de que no hay ranura para MicroSD, por lo que ya sabéis que no hay posibilidades de expansión de memoria.

La parte trasera es donde podemos diferenciar nuestro modelo de Lumia 930, con un color más discreto como el negro o uno exuberante como el naranja pasando por el verde o el siempre elegante blanco. Tenemos que decir que con el naranja se ha conseguido una mezcla de material y color que ofrecen un resultado tan elevado en cuanto a luminosidad que casi da la sensación de que genera luz propia. Tener por seguro que nadie obviara este teléfono si lo tiene al lado. Como anécdota indicar que varias personas creyeron que era una funda en vez del color natural del terminal.

Entre tanto color en esta zona trasera se encuentran el logotipo de Nokia, el distintivo de cámara con tecnología PureView de 20 MP y ópticas Carl Zeiss, el corte para la salida de audio del altavoz interno y la cámara. Resaltar que en esta ocasión Nokia ha optado por aumentar un poco el grosor general del teléfono para dejar integrada la cámara en las líneas rectas del terminal y evitar esa joroba de las cámaras Pureview con muchos Megapixel como el famoso Lumia 1020. El resultado final el muy positivo, personalmente preferimos engordar en conjunto del equipo y no tener un abultamiento en la parte trasera.

En global el diseño de este Lumia 930 es una maravilla, compensado y con opciones de aspecto muy juvenil y más formal con la selección de colores, un completo acierto, que la propia Nokia-Microsoft confirma con la salida del Lumia 830 que presenta un diseño casi idéntico. Ya veremos si le roba mucho protagonismo a este 930 o si como ya ocurrió con la familia x20 el hermano mayor se lleva el gato al agua.

El tamaño

EL terminal es grande, eso no se puede negar, pero no tanto como se podía esperar de un equipo con pantalla de 5 pulgadas. Si queremos pantalla grande obviamente tendremos equipo grande.

Las medidas exactas del Lumia 930 son 137x71x9,8 mm, con un peso de 167 gramos.

El peso es de los más altos de su categoría, pero la sensación una vez en la mano es de equipo compacto, lógicamente el peso se nota al cogerlo por primera vez, pero luego es algo que pasa a un segundo plano. La diferencia no es tanta como para ser un elemento diferenciador en su contra pero si será un punto negativo para los usuarios que prefieren ligereza. Por otro lado el peso es uno de los elementos que ayuda a trasmitir la sensación de compacto, resistente y calidad que ofrece este equipo. Sensación que se trasforma en realidad, no conseguirás doblar el Lumia 930 por ningún sitio.

lumia 930_06

Las dimensiones como se puede esperar de un equipo de 5 pulgadas son grandes, no llega a lo casi cómico de un terminal de 6 pulgadas, sea del fabricante que sea, pero si es grande. Ya hemos incidido en varios análisis que en nuestro caso al ser también grandes nos adaptamos mejor a estas dimensiones, pero no podemos dejar de pensar en la media de las manos y bolsos que tendrán que convivir con equipos de estas dimensiones y puede que en más de una ocasión este tamaño sea un problema.

Para empezar olvidarse de usar toda la pantalla táctil con una sola mano, si tenemos que acceder a la parte superior de esta la cosa se complica y si además es en la esquina opuesta a la que soportamos el terminal el uso de la otra mano esta garantizado. Sea como fuera lo mejor es asumir que hemos adquirido un equipo grande por sus virtudes y que tendremos que usar las dos manos en multitud de ocasiones antes que usar “ingenios” raros que no son útiles de ninguna de las maneras.

A la hora de cogerlo en la mano seguimos sintiendo que es grande, pero contrario a lo que pueda parecer por el tamaño y sus líneas rectas, se acopla al agarre de manera natural. Se siente muy cómodo en la mano y no obliga a cogerlo de forma forzada ni antinatural para encontrarse cómodo con él en las manos.

Los materiales con los que hacemos contacto al sujetarlo y su tacto, principalmente el aluminio del perímetro y el policarbonato de la trasera, de entrada generan sensación de poco agarre y provocan una sensación de inseguridad por miedo a verlo precipitarse contra el suelo. Esta sensación le hemos tenido varias personas entre las que me incluyo, pero tras más de 15 días de uso cotidiano no he tenido ni una solo susto de escaparse resbalando entre las manos, cosa que si me ha pasado con otros equipos de la casa, por lo que se ve que la impresión original no se corresponde con la realidad del uso diario.

Lo que si nos preocupa un poco es tener que cambiar la carcasa trasera tras x tiempo de uso, ya que en pocos días pudimos apreciar como aparecían algunas marcas de uso. Muy ligeras, solo visibles con determinados ángulos de incidencia de la luz y en el modelo naranja que es muy “chivato” para las faltas, pero aparecieron a los pocos días y esto no nos ha gustado.

En global lo que respecta al tamaño, un equipo grande como reflejan sus 5 pulgadas pero con una muy buena ergonomía, unas formas que disimulan el tamaño real, muy buenas sensaciones en la mano y no demasiado molesto en los bolsillos.

La Pantalla

Tenemos ante nosotros una pantalla de 5 pulgadas (16:9) con resolución Full HD (1920 x 1080), tecnología ClearBlack, OLED, TrueColor (24 bits/16 M) y 441 ppi. El cristal es un Corning® Gorilla® Glass 3 esculpido que ofrece unos ángulos de visión impresionantes.

Toda esta tecnología unida a las ya conocidas funciones de alto brillo, visibilidad en modo solar o los 60 Hz de refresco de la patilla ofrecen una experiencia de visión de lo mejor que hemos podido probar, y eso que estamos acostumbrados a ver la pantalla de un Lumia 925 que no es mala precisamente.

El cristal es Corning® Gorilla® Glass 3 lo que evidentemente no significa que este exento de roturas y arañazos, pero si garantiza que junto con su estructura de aluminio, muy mala suerte o muy bruto hay que ser para romperlo, rallarlo o doblarlo.

La visibilidad de la pantalla es altísima, es con diferencia una de las pantallas que mejor visión ofrece, y no nos referimos solo a los colores, la claridad y la definición o la velocidad de respuesta y refresco. Nos referimos a como se ve en condiciones de luz poco amigables o lo que es lo mismo bajo un sol de justicia. Muchas pantallas ofrecen sobre el papel unas capacidades excelentes, incluso estamos viendo pantallas con resoluciones 4k. Pero en el fondo esto es más marketing que funcionalidad real, lo primero es que 4K da tamaño, lo segundo que sin contenido emitido en 4K no sirve de nada la pantalla pero lo peor de todo es que muchos de estos equipos se olvidan de que son productos de movilidad y que gran parte de su tiempo serán usados en la calle donde el sol puede hacer que las 4K se queden en 0K por que no se ve la pantalla ni por error. Con el Lumia 930 su pantalla y la tecnología de alto brillo de los Lumia podrás usar tu teléfono por mucho sol que luzca sin buscar una sombra para saber quién te llama o que pone el correo.

Otro de los aspectos destacables son los angulos de visión logrados. En este sentido tiene que ver el cristal esculpido que en esta ocasión cambia con respecto a lo visto hasta ahora. El cristal no toma un grado de curvatura en sus bordes para terminar suavizando esa curva y dando sensación de plano. En esta ocasión el cristal si lo miramos de perfil va creciendo progresivamente en volumen en un plano recto hasta llegar a un punto donde cambia ese crecimiento para ser recto. Esto lo hace desde los cuatro lados, algo que provoca que en lo puntos de unión de las esquinas donde llega creciendo el cristal de forma plana se generen unos puntos de unión muy bien suavizados y camuflados que no se notan en el uso normal del teléfono. Estos planos crecientes de los bordes permiten visualizar la pantalla sin problemas por alto que sea el grado de inclinación desde el que miramos. Con la imagen se entiende mejor.

lumia 930_07

Por desgracia no todo son alabanzas para esta pantalla. Todas estas tecnologías y virtudes de visualización se han cobrado una víctima y esa víctima es Glance. La pantalla del Lumia 930 no es capaz de mostrar información mientras está apagada. Seguramente para los usuarios de terminales que no posean esta tecnología no será un gran problema, pero para alguien acostumbrado a tenerlo sí que se echa de menos. Una pena porque podía ser la guinda del pastel de este equipo.

La ausencia de Glance se nota, pero no empaña el desempeño de una de las mejores pantallas que hemos podido disfrutar.

Fotografía y video

Fotos, fotos y más fotos. El Nokia Lumia anima a realizar fotos, la calidad es tan alta y la visualización de las mismas ayudado por la pantalla es tal que corres el peligro de terminar siendo el fotógrafo oficial de eventos.

El Lumia 930 incorpora una cámara de 20 Mpx, con tecnología PureView, óptica Zeiss, apertura de la cámara: f/2.4, tamaño de sensor: 1/2,5 pulgadas, distancia focal de 26 mm y alcance mínimo de enfoque de 10 cm. Junto con un Flash LED dual

¿Y todo este conjunto de datos al final que significan? Pues significan ni más ni menos que estamos ante una cámara de grandísima calidad y que podremos hacer fotos que serán la envidia del respetable. Con el Lumia 930 se consiguen fotos muy definidas, con colores muy reales, de gran tamaño que permiten hacer mucho Zoom sin perder calidad y a muy corta distancia.

fotografia_con_lumia 930_01fotografia_con_lumia 930_02

La tecnología de Pureview en constante evolución ofrece una cámara de 6 elementos con estabilización mecanica que permite unos tiempos de obturación elevados sin desenfocar las imágenes. Esto básicamente le permite obtener mucha más información y más real para plasmarla en la imagen. Por desgracia esta virtud se torna un leve problema cuando la imagen que queremos tomar tiene mucho contraste de luz y sombra o cuando hay demasiada luz. En las zonas muy iluminadas de la imagen puede darse un efecto de “quemado” es decir, que salga tanta luz que no se diferencie el contenido de la foto. Esto se puede corregir, pero ya toca saber un poco de fotografía y modificar ciertos parámetros a mano con la app de Nokia Camera y el usuario normal no quiere complicarse la vida con estas cosas.

fotografia_con_lumia 930_03Otro de los factores que influye en las fotografías es el Software que gestiona la cámara, de nada sirve un gran hardware (en cámaras digitales) si luego el software no acompaña, y en esta caso podemos elegir entre la propia aplicación de cámara de Windows Phone 8.1 que está muy bien trabajada o la de Nokia que es la que viene como aplicación por defecto al iniciar la cámara. Esta aplicación de Nokia o mejor dicho este conjunto de aplicaciones fotográficas de Nokia le confieren una versatilidad a la cámara que hará que hasta los más puristas de la fotografía dejen de lado sus cámaras para usar un Lumia con Pureview en el día a día y este Lumia 930 es un buen comienzo.

Otra de las virtudes de los Lumia PureView en general y de esta Lumia 930 es la toma de imágenes en entornos con poca luz. Si en condiciones normales consigue diferenciarse, es con poca luz donde más brilla respecto a la competencia, y la gran diferencia llega cuando no se usa el flash. Realiza fotos que jurarías están realizados con flash.

La grabación de video mantiene la misma línea de calidad altísima de las fotografías (Grabación 1080p Full HD, 1920 x 1080 a 30 fps), y se aprovecha de la estabilización mecánica para ofrecer grabaciones con movimientos y transiciones fluidas por malo que sea nuestro pulso. El resultado es espectacular y aunque a nosotros nos resulta difícil asombrarnos por estar acostumbrados a tener un terminal con Pureview, estamos seguros que los que no lo han tenido aun notaran un salto cualitativo importante.

Los Nokia Lumia Pureiew, hasta el momento con el Lumia 1020 y sus 41 Mp como buque insignia estaban recibiendo ciertas críticas por la lentitud a la hora de capturar y guardar la imagen. Bien es cierto que el Lumia 1020 sí que consume un tiempo ligeramente excesivo y puedes perderte fotografías del momento por ese tiempo. Esto es debido a los 41 megapixeles y a que el terminal no realiza una sola foto, toma 2 capturas, una más pequeña para compartir y una grande de mucha mayor calidad para guardar. En el caso del Lumia 930 esto también ocurre, realiza una captura de 5 y otra de 15 Megapixeles. A diferencia del Lumia 1020, el Lumia 930 tiene un hardware mucho más potente que le permite realizar estas capturas sin retardos, incluso ayudado por la capacidad de despertar el teléfono en modo cámara con el botón físico dedicado, puedes realizar 4 o 5 capturas mientras otros terminales aún están enfocando. Esto lo he comprobado en varias ocasiones.

Su cámara frontal aporta un gran angular HD de 1,2 Mpx con resolución 1280 x 960 píxeles que garantiza una calidad aceptable para videollamadas y algún que otro autorretrato. Y que cierra un conjunto fotográfico de grandísima calidad.

fotografia_con_lumia 930_04fotografia_con_lumia 930_05

Fotografías tomadas con y sin Flash en el mismo instante

Conexión de datos y comunicaciones

Completito, muy completito viene el Lumia 930 es te aspecto, difícilmente te toparas con otro elemento con el que no se entienda este Nokia Lumia.

Conector de audio de 3,5 mm, Micro-USB-B, Bluetooth 4.0, WLAN IEEE 802.11 a/b/g/n/ac (compatible ya con el nuevo estándar más veloz), Sincronización NFC y Mirecast para compartir contenido multimedia en medios de proyección.

Os dejamos también un resumen de los modos de Bluetooth que soporta: Perfil de distribución de audio avanzada (A2DP) 1.2, Perfil de acceso a contactos (PBAP) 1.1, Generic Attribute Profile (GATT), Perfil de control remoto de audio/vídeo (AVRCP) 1.4, Perfil de manos libres (HFP) 1.6, Perfil de inserción de objeto (OPP) 1.1

En lo referente a conexión de datos es compatible con:

Bandas de red LTE: 1, 3, 7, 8, 20 (máximos de 150/50 Mbps)

Red WCDMA: 850 MHz, 900 MHz, 1900 MHz, 2100 MHz (Máximos 42,2/5,76 Mbps)

Red GSM: 850 MHz, 900 MHz, 1800 MHz, 1900 MHz (Máximos 236,8/236,8 kbps)

En conjunto como decimos garantiza una altísima compatibilidad con cualquier sistema de interconexión acompañado de multiplex modos de uso por ejemplo del Bluetooth para emisión de música o compartición de contenidos (incluidos modos de bajo consumo energético) o modalidades de conexión segura avanzada Wifi para acceder a redes corporativas o de alta seguridad.

Llamadas y el sonido

Grata sorpresa nos hemos llevado en este punto. Durante este periodo hemos necesitado usar el teléfono en un porcentaje muy alto del tiempolumia 930_08 para, oh sorpresa sorpresa, hablar y nos hemos llevado una gran sorpresa. La calidad del audio en su conjunto es muy grande y los cuatro micrófonos incluidos más la cancelación de ruido ofrecen una experiencia de altísimo nivel mientras su altavoz interno y la perforación en la parte inferior derecha de la carcasa posterior del equipo ofrecen un volumen de audio claro y alto.

El uso tradicional del terminal con su auricular y micrófono es bueno, pero su uso en modo manos libres o altavoz, es el que realmente nos ha sorprendido. Podíamos mantener una conversación a cierta distancia del terminal y con ruido de fondo sin problemas, algo que no conseguíamos con otros equipos en condiciones parecidas ni usando lo pegado a la oreja. Como decíamos, no es una de las cualidades que esperábamos de este equipo ni una de las características más destacadas en su presentación por lo que ha sido un punto a su favor muy grato.

Potencia y memoria

La potencia de procesamiento y la memoria son una de las cartas de presentación de este Lumia 930 de alta gama. Un Qualcomm Snapdragon™ 800 de cautro nucleos a 2,2 GHz y 2 GB de RAM son los datos que sobre el papel más ganas de probarlo nos habían generado. Si Windows Phone es capaz de funcionar de manera fluida y sin lag en terminales ultra económicos, ¿que no será capaz de hacer en equipos con un hardware de este calibre?

Bien. Pues quizás la gran virtud de Windows Phone pueda ser en este caso un hándicap. Mientras iOS funciona muy bien en hardware de altísimo nivel no tenemos ni idea de cómo funcionaría en un hardware modesto (pero nos lo imaginamos). Mientras Android sabemos que sufre en hardware de gama media o baja y la experiencia de uso mejora sensiblemente a la par que aumenta el hardware y el precio sube de modo exponencial. Windows Phone ofrece una experiencia de usuario demasiado semejante entre la gama baja y la gama más alta. Nótese que estoy hablando del OS, es decir, la fluidez de movimientos, de la muestra de información, de los sistemas de notificaciones, de los iconos y personalización, uso de la batería etc. No hablo de lo que puede aportar el Hardware, mejor visión por mejor pantalla, mejores fotos, mejores materiales, mas batería, etc que si ofrecen diferencias lógicamente.

Es cierto que las apps se abren antes, que las reacciones en el cambio de apps o en la restauración de estas es son mas rápidas, o a la hora de encender la cámara desde el modo apagado, pero no notamos tanta diferencia.

Diferencia hay, y esa potencia bruta se nota. Cuando más lo notamos fue al regresar a usar nuestro Lumia 925, un equipo que no es precisamente lento ni de gama baja y que nos demostró que el Lumia 930 es más rápido y mejor. Lo que queremos decir es que Windows Phone esta tan optimizado que el incluir un hardware mucho más potente y caro no implica una diferencia de uso tan grande que sorprenda al usuario. Esto es un gran punto a favor de Windows Phone, pero muchos usuarios no lo entenderán y en el fondo son ellos los que compran una u otra cosa.

En cuanto a la memoria bruta de almacenamiento el Lumia 930 ofrece 32Gb sin opción de ampliación. En principio parece una cantidad lógica para un teléfono, pero con el tiempo esas imágenes de 15 + 5 Mp veremos si no la hacen quedarse corta aun con los 15 GB extras de Onedrive.

La batería

2420 mAh, 3,8 V y carga inalámbrica compatible Qi son las cifras oficiales de la unidad de energía que incluye el Lumia 930. Sobre el papel y en datos del fabricante esto tendria que valer para cubrir 18 días en espera, 17,9 horas en conversación 3G, o 9 horas de navegación WiFi. Nuestra experiencia ha sido más o menos la esperada, entrono al día de uso.

Durante los primeros días, la batería no pasaba de medio día, algo normal por otra parte ya que la novedad del equipo y las ganas de probar todo lo posible hacia que estuviéramos todo el día con él entre las manos trabajando al 100%. Después el uso se fue normalizando y el consumo de batería también, dejando el periodo entre carga y carga en algo más de un día. La prueba de duración sin carga más larga que conseguimos fue de aproximadamente 39 horas, algo que no está mal para un modelo con esa pantalla y tomando fotos con bastante frecuencia. Pero ya avisamos que no esperéis esa duración habitualmente.

No hay que olvidar que el terminal es mono bloque de aluminio, lo que significa que la batería no es extraíble y que no servirá de nada tener dos baterías, la mejor opción es compra un cargador de viaje hasta que los puntos de carga inalámbrica se extiendan un poco más.

Conclusión

Exponer una conclusión de nuestra experiencia con el Lumia 930 es difícil. Es un equipo que analizando punto por punto y como ya habréis deducido del análisis podemos catalogar entre los mejores que hemos podido probar, no hay ningún punto en el que decepcione o desentone. El bloque esta compensado y es capad de cubrir las necesidades del usuarios más exigente. Además podemos seleccionar el color que más nos guste sin llegar a cansar por que el usuario no percibe el color en el 80% del tiempo. Pero es un equipo que no nos ha sorprendido. Como decíamos al inicio, quizás la culpa haya sido nuestra por crear tanto Hype sobre el mismo, o de nuestro terminal de uso diario, el Lumia 925 que muestra demasiadas similitudes con este lumia 930, pero nos ha faltado pasión con este 930. Ahora que esto no quita para que tengamos claro que cualquier usuario que proceda de otros OS y tenga la oportunidad de usar un Lumia 930 se quedara impresionado.

Un grandísimo equipo al que le falta solo la guinda en forma de Glance.

lumia 930_01

Lo Mejor:

  • El diseño, enamora nada más verlo
  • La pantalla. La claridad y calidad de visión son superlativas en cualquier condición
  • La cámara: Tecnologia Pureview y 20 Mp son una gran carta de presentación

Lo peor:

  • Poca diferenciación con equipos Windows Phone más económicos en experiencia de uso
  • La longevidad de la tapa trasera. Parece que no tendrá buna vejez
  • La batería. No es pequeña, pero con 5 Pulgadas de teléfono podía ofrecer más autonomía

 

El Lumia 930 está disponible a la venta en España desde 459€ en su modalidad libre.

Los colores disponibles son: Naranja, Verde, blanco y negro.

Agradecimientos especiales a Microsoft Ibérica por la cesión de esta unidad de pruebas.