Xbox Live modifica sus condiciones de uso para despejar dudas

xbox Live condiciones

 

Últimamente se ha montado mucho revuelo con el tema del espionaje de la NSA y los derechos a la privacidad de los usuarios, si a esto le añadimos las dudas que muchos usuarios mantienen sobre el uso que hará Microsoft con su nueva Xbox ONE y la obligación de tener Kinect conectado tenemos un caldo de cultivo perfecto para la paranoia y la conspiración.

Antes esta situación, Microsoft ha variado las políticas de uso de Xbox Live con la intención de aclarar un poco el tema y tranquilizar a los usuarios.

El documento de las condiciones es bastante largo pero vamos a resumir algunos de los puntos más interesantes.

· Kinect se podrá desconectar cuando deseemos

· Kinect puede obtener información biométrica al usar algunas aplicaciones, como por ejemplo los movimientos de nuestro esqueleto, pero esta información será gestionada por el usuarios y este decidirá si permite su compartición o no

· La información de reconocimiento facial se almacena en forma de códigos numéricos, lo que impide que la misma se pueda asociar a una persona concreta.

· Microsoft podrá compartir datos de los usuarios con compañías subcontratadas que le presten servicios o trabajen para ella. Dichas compañías serán sometidas a acuerdos de confidencialidad. Algo normal en todas las compañías

· Microsoft podrá compartir los datos de sus usuarios en cumplimiento de la ley o de procedimientos legales, incluidas las peticiones gubernamentales o de autoridades.

· No cederán datos personales a terceros sin nuestro consentimiento.

· Xbox One no escucha las llamadas de Skype, aunque esta aplicación y otras tienen o pueden tener sus propias condiciones de uso.

· Microsoft almacenará datos relativos a la realización de pago, datos bancarios por ejemplo, con la finalidad de prevenir y evitar fraudes.

Como podéis ver en la mayoría de puntos se hace hincapié en la privacidad de la información y en la capacidad de poder gestionarla y decidir si se compartirá o no, al igual que en los contratos de confidencialidad que terceras compañías harán de firmar para poder usar esos datos.

Evidentemente el punto 5 que hace referencia a la entrega de información bao solicitudes gubernamentales puede generar recelo, pero no nos olvidemos que toda empresa afincada o con servicios afincados en USA está obligada a cumplir con las leyes locales. Nada nuevo bajo el sol.

Los que tengan curiosidad y dispongan de un buen rato para leerse todo el contrato de condiciones podéis obtener más información aquí.