• Lun. Abr 12th, 2021

Universo Windows

Todo el conocimiento Windows en un mismo sitio

Consecuencias de la compra de Nokia por parte de Microsoft

Vamos a plantear una serie de reflexiones sobre que puede suponer la compra de Nokia y las consecuencias que esto puede tener.

Quede claro que son reflexiones nuestras y que poco pueden tener que ver con lo que finalmente ocurra.

Lo primero que nos planteamos es porque se realiza ahora la compra.

Microsoft lleva tiempo con la intención de comprar Nokia eso es algo que ya sabíamos, pero el porqué de la compra y el momento de hacerla son temas que dan para mucho debate.

A nuestro entender, Microsoft necesita un fabricante de hardware potente que ayude a impulsar y colocar en el mercado sus terminales Windows Phone, y Nokia estaba y está haciendo un trabajo excelente y gracias a ese excelente trabajo se está asociando de manera natural ya Nokia y Windows Phone, sin llegar al nivel de iPhoen iOS pero cerca.

Mientras otros fabricantes no aumenten notablemente su cuota de mercado y su apoyo a Windows Phone, Microsoft se convierte en cierto modo dependiente de Nokia y el acuerdo que firmaron, pero mientras Nokia sea un empresa independiente no te asegura que mañana cambie de estrategia y decida abandonar Windows Phone, lo que dejaría a Microsoft en una posición muy precaria en el sector de la telefonía. Con la compra se asegura que los equipos Nokia seguirán siendo siempre para Windows Phone y en exclusiva.

Además se asegura tener equipos de altísimas calidad, innovadores y con un Nombre asociado a calidad y confiabilidad. Aunque Nokia haya pasado su periplo por el desierto, el que más o el que menos ha usado un Nokia alguna vez y le guarda buenos recuerdos.

La cuestión de por qué ahora es algo más compleja. Seguramente mucha parte de culpa es porque no han podido hacerlo antes. Microsoft lleva tiempo detrás de la adquisición de Nokia, y cuanto más tiempo pasara peor se iba a poner la cosa. Nokia ha empezado a mostrar signos de recuperación, y sus equipos tanto de la gama lumia en Smartphones como de la gama Asha en telefonía más tradicional están dando buenos resultados y cifras que hacen recuperar el optimismo. Si Microsoft dilata en el tiempo la compra, quizás Nokia consiguiera la fuerza necesaria o el valor de mercado para hacer imposible esta adquisición.

Las patentes es otro valor importante a tener en cuenta. Por el momento solo se conoce que Microsoft ha pagado 2.180 de dólares en concepto de patentes, pero no se conoce cuales son o que uso le quieren dar a las mismas. En los últimos años hemos visto como en el mundo de la tecnología que poseer una cartera importante de patentes es vital, ya sea para usar como elemento disuasorio, como arma arrojadiza en los tribunales o como método de ingresos mediante acuerdos para permitir el uso de las patentes.

Nokia tiene una dilatadísima experiencia en el mundo de la telefonía y las comunicaciones y una también dilatada cartera de patentes de las que Microsoft estamos seguros sacara bastante provecho.

Una vez hemos planteado el porqué de la compra, vamos a ver que puede suponer a corto-medio plazo.

Aunque Nokia ya no será el propietario de la división de telefonía, lo más seguro es que durante un buen tiempo Microsoft continúe usando el nombre del fabricante en sus productos de telefonía móvil y algunos tablets. Ya veremos si la división de Surface se termina uniendo a la de Nokia para crear otros tablets propios.

Personalmente consideraría un gran error eliminar el nombre de Nokia de los equipos. Es cierto que Nokia perdió algo de imagen entre algunos usuarios, pero también es cierto que la mayoría sigue teniendo una percepción positiva de la marca Nokia. Y siempre se ha asociado a buenos equipos y sobretodo fiabilidad y confiabilidad.

El futuro de los equipos móviles de Nokia (ya Microsoft) a buen seguro recibirá un buen empujón. Por lo conocido hasta la fecha, los trabajadores de Nokia pasaran a formar parte de la platilla de Microsoft y los altos cargos de Nokia seguirán siendo responsables de la nueva linea de productos de Microsoft, por lo que no habría de cambiar nada en signo negativo, lo que si cambia en signo positivo es el dinero. Aunque Nokia estaba dando muestras de recuperación, llevaba un ritmo de presentación de teléfonos innovadores de casi uno por mes y sus campañas publicitarias eran agresivas y continuas, no tenemos que olvidar que su situación económica no era la más boyante. Ahora con el respaldo económico de Microsoft se podrá acelerar aún más el desarrollo, el marketing y quizás, yo espero que sí, veamos aparecer gamas de teléfonos con una relación calidad/precio insuperables a modo de apertura de mercado.

El lumia 520 ha demostrado ser el Windows Phone más exitoso, y es lógico pensar que si Nokia-Microsoft pusieran el mercado un equipo de altas prestaciones a reducidísimo precio conseguirían ganar cuota de mercado rápidamente para Windows Phone, algo que repercutiría en otros beneficios colaterales. Pero para eso hay que tener una hucha importante y Nokia no la tenía.

Nokia por su parte ha de pasar un periodo de transición durante el cual han de asumir que su modelo de negocio ha cambiado. Tiene que olvidar su histórica relación con la telefonía en el papel de fabricante y continuar el desarrollo de otros servicios como HERE, del que son propietarios y Microsoft ha pagado el licenciamiento de uso por 10 años, y otras áreas de negocio como NSN (Nokia Siemens Networks) o crear nuevas líneas de negocio en el ámbito de las comunicaciones. Cosa que ya han declarado están valorando.

La situación de los Partnerships de Microsoft en telefonía móvil.

La compra de Nokia puede presentarse como algo muy malo para el resto de fabricantes de teléfonos con Windows Phone, pero en realidad no ha de ser así.

Si lo pensamos fríamente, la relación de Nokia y Microsoft ha sido muy estrecha y preferente con respecto a los otros fabricantes desde el principio, no en vano, ningún otro fabricante ha firmo exclusividad en sus teléfonos y trabajan primero con las líneas de Android y luego con Windows Phone como reserva.

Esto no quiere decir que algún fabricante se moleste o proteste públicamente, pero dudo que su estrategia con respecto a WP cambie demasiado. Los fabricantes también hacen su juego y miran por el bien de su compañía, la mayoría estaban usando WP como una opción de reserva ante Android para no ser dependientes al 100% de un OS y al tiempo mantenían la relación con Microsoft para estar bien posicionados frente al posible crecimiento de WP y la demanda de los consumidores de equipos con ese OS.

Al mismo tiempo, Microsoft ya ha pasado por algo parecido al crer su propia tablet Surface, algunos de los fabricantes han protestado públicamente, pero no han dejado de crear nuevos modelos con Windows 8, al tiempo que Microsoft también les puede contestar a ellos que están creando equipos con otros OS.

Por lo que seguramente tras unos días convulsos y con alguna que otra declaración altisonante las cosas se queden como estaban.

Hay otro tema que puede preocupar a los consumidores y es el de qué pasa con los productos de Nokia que han comprado, ¿seguirán manteniendo las garantías? ¿Tendrán el mismo soporte que hasta la fecha? En este sentido no tendria que haber cambios, cuando Microsoft tome el control de Nokia lo hará con todo, lo bueno y lo malo, o mejor dicho los beneficios y las responsabilidades, por lo que las garantías y demás compromisos adquiridos por Nokia los hereda Microsoft.

En cuestión de soporte no tiene por qué haber ningún problema, Microsoft ya ha demostrado con múltiple hardware que da un buen soporte y como mejor ejemplo esta la división de Xbox.

Hay otro detalle que Microsoft suponemos habrá tenido en cuenta, y es la antipatía que puede generar su marca en algunos mercados y la afinidad geográfica que puede conseguir en otros.

En cuestión de amores y desamores por las compañías no hay reglas fijas, pero sí que es cierto que Nokia en Europa contaba con una simpatía por parte de los consumidores que no se hace extensible del mismo modo a Microsoft, por lo que es posible que en el mercado europeo tenga que trabajar mucho para recuperar esa buena imagen (podían seguir el modelo Xbox). Al mismo tiempo en EEUU donde Nokia por mucho que lo intente no termina de encajar, puede que el sentimiento patrio les ayude a conseguir una mejor posición en ese importante mercado.

Para terminar, comentar que la adquisición también de la gama Asha puede ser más relevante de lo que a priori parece, y es posible que Microsoft la use como lanzadera temporal para los mercados emergentes, mercados donde Nokia estaba consiguiendo las mejores cifras de introducción a los Smartphones y buenas ventas de la gama Asha.

Por el momento poco más se puede deducir de esta compra aparte de que como dice Ballmer en su carta, Microsoft obtendrá más beneficios en la venta de terminales Nokia y seguirá obteniendo los mismos beneficios de la venta de equipos Windows Phone que no sean Lumia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *