La justicia vuelve a darle la razón a Microsoft ante Motorola

Motorola-Droid-Razr

Por todos es sabido que Microsoft comenzó hace tiempo una campaña de licenciamiento con los fabricantes de dispositivos que usaban Android. En esta campaña los fabricantes accedían a pagar x dinero a Microsoft por cada teléfono o tablet Android que vendieran, las cuantías variaban según el fabricante y el acuerdo, por ejemplo en algunos casos la cantidad a pagar se veía rebajada si el fabricante accedía a poner más terminales WP en el mercado u otras condiciones que nunca sabremos.

Lo que nunca nos contaban es que patentes son las que tenía Microsoft que todos los fabricantes preferían pagar antes de ir a juicio, dando por sentado que lo perderían ipso facto.

Dentro de esta campaña de licenciamiento están empresas cercanas y no tan cercanas a Microsoft, sin ir más lejos, la primera empresa que se suscribió a este peculiar club fue HTC y ya hemos visto que a día de hoy es por detrás de Nokia el fabricante más comprometido con Windows Phone, aunque también es verdad que fue de las que consiguió un acuerdo muy laxo.

Motorola, que como ya sabéis ahora es Google, fue la única que hasta la fecha se negó a pagar y prefirió la vía judicial. Bien, pues ese orgullo puede salirme muy muy caro. En EEUU ya recibieron la primera sentencia de culpabilidad en infracción de patentes (apelada actualmente) y ahora es en Alemania donde El juez Dr. Guntz de la Corte Regional Primera de Múnich sentencia que Motorola incumple una patente que describe un “sistema de panel y método” de entrada de datos. Básicamente que las aplicaciones que reciben datos de diferentes vías como teclados, micrófonos, o pantalla están incumpliendo. Esto significa que Microsoft podría bloquear la venta de cualquier aparato de Motorola que incumpla esta patente (lo que prácticamente significa todos los equipos con Android).

Ante la sentencia, David Howard, vicepresidente de Microsoft Corporate, decalro: “continuaremos buscando medidas judiciales contra los productos de Motorola en Alemania y esperamos que Motorola se sume a otros fabricantes de dispositivos Android al licenciar las invenciones patentadas por Microsoft”. Lo que viene a significar que Microsoft deja claro que seguirán con las medidas legales necesarias, pero que su finalidad no es bloquear las ventas (aunque podría) si no hacer que Motorola se una al resto de fabricantes licenciados y paga por sus ventas. Evidentemente es de esperar que Motorola tenga que pagar un porcentaje bastante más elevado que el resto al haber obligado a acudir a los tribunales y tener sentencias que le dan la potestad a Microsoft de bloquear las ventas de Motorola. Y eso sin pensar en las demandas que Motorola interpuso a Microsoft en EEUU afectando a Xbox y otros productos.

A diferencia de otras empresas que se han enzarzado en juicios multimillonarios buscando eliminar de las tiendas a la competencia. Microsoft está dando un ejemplo de lo que es la defensa de la propiedad intelectual y el uso de patentes. Si usted usa algo patentado por mí, pues pague por su uso, pero le dejo que siga con sus productos en venta y compita en el mercado incluso contra mis productos.